ORE Y APOYE A SU PASTOR

publicado en: Sergio Aquino | 0

Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre. Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. Hechos 20:28-29


Este pasaje nos enseña que Pablo está advirtiendo a los ancianos de Éfeso, a cuidarse a sí mismos y al rebaño que El Espíritu Santo les había entregado. Podríamos sintetizar el comentario recordando cuando el mismo Pablo le decía a Timoteo que se cuidara a sí mismo y a quienes lo oían (1 Timoteo 4:16).

La razón de esta advertencia, es la presencia del lobo que desea arrebatar las ovejas y destruir el rebaño. Pablo anuncia además que vendrían lobos rapaces que no perdonarán al rebaño, por lo tanto, la tarea del pastor es protegerlo advirtiendo siempre del peligro inminente; y que mejor forma que apacentando (alimentando) debidamente a sus ovejas con el “pasto nutritivo” que solo suministra la infalible Palabra de Dios.

Es muy importante entender que el peligro yace no solo en el lobo, sino también que en uno mismo. La biblia enseña claramente que existen tres enemigos del creyente: el diablo, el mundo y la vieja naturaleza. El apóstol les dice a los ancianos de Éfeso que “miren” Por ellos y Por el rebaño. El peligro más próximo está en nosotros mismos, y es aquel enemigo interno que finalmente abre la puerta para que el lobo haga lo suyo. La Palabra “mirad” puede ser traducida como “cuidarse o estar atento”. Los pastores no pueden bajar la guardia porque el peligro está al acecho.

De esto podemos desprender la perfecta interpretación de la palabra “obispos” (del griego episkopos) que el apóstol Pablo usa en el versículo 28, y que significa “supervisor”, es decir, quien está levantando su cabeza por sobre las ovejas mirando y observando el peligro. Pablo le dice a Timoteo:
Si esto enseñas a los hermanos, serás buen ministro de Jesucristo, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido 1 Timoteo 4:6

Pero claro, la mentira del lobo (satanás) para estos tiempos, ha sido dar alternativas engañosas a la verdad del evangelio; con esto, los obispos o pastores han bajado la guardia y el rebaño ha quedado abierto para que el lobo entre y comience su destructiva faena. Hoy se niega la evidente apostasía y el secularismo dentro de la iglesia. No se habla de las profecías ni de los tiempos difíciles y peligrosos. Al contrario, satanás ha entregado la alternativa mentirosa, como por ejemplo, de la conquista del reino. Con esta premisa, los obispos o pastores están más preocupados de como plantar iglesias y conquistar “el reino” (la sociedad, la política, la cultura, etc.) en lugar de obedecer y “mirar por ellos mismos y por el rebaño que El Espíritu les ha puesto por obispos”. Están “tan ocupados” que no se han dado ni cuenta como el lobo ha penetrado encubiertamente en su propio rebaño.

Amados hermanos, no dejemos de orar y apoyar a aquellos pastores que constantemente nos están advirtiendo del peligro inminente y del engaño del lobo, para que nunca bajen la guardia y como fieles soldados de Jesucristo, estén dispuestos a pelear la buena batalla (2 Timoteo 4:7) y a terminar su carrera contendiendo ardientemente por la fe (Judas 3) hasta que regrese el Príncipe de los pastores (1 Pedro 5:4) Que así sea, amén.

Sintonice RADIO AMÉRICA 1480 AM
La Universidad Biblica del Aire.
Descargue esta Aplicación y escuche la radio.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *